Transcripción de la entrevista de Orlando Palma con el artista visual peruano VASYPA (32 años) estudia Artes plásticas y Visuales en la Escuela de Bellas Artes de Trujillo «Macedonio de la Torre», además de una Maestría en Ciencias Sociales con especialidad en Gestión del Patrimonio Cultural en la Universidad Nacional de Trujillo.

Foto: Cortesía de VASYPA

Orlando Palma, comunicador social y fotógrafo independiente, entrevisto vía videollamada a VASYPA en septiembre para hablar sobre el mundo del arte, su carrera académica y la visión de un artista peruano en el 2023. Esta transcripción ha sido condensada y editada para mayor claridad.

 
PALMA: ¿Quién es y a qué se dedica?

VASYPA: Soy Lorenzo Abdías Vásquez Yparraguirre. Mi nombre artístico es VASYPA, que es la fusión de mis dos apellidos, y soy artista visual.

¿Qué es el arte para usted?

Para mí el arte es según la etimología, la habilidad de poder crear y comunicar. Si logras esas dos opciones en una pieza, sea cual sea, pienso que se acerca un poco a las habilidades que se describen dentro de las artes.

¿De dónde es y cómo afecta eso a su trabajo?

Soy un artista latinoamericano nacido y radicado en Trujillo, Perú. Los contextos en los que he podido participar son variados. También hay muchos espacios de desigualdades y eso me ha permitido conocer y reconocer los privilegios que he podido tener y que no, y en función a eso poder crear un mensaje más potente para lo que quiero hacer como artista.

¿Cómo afronta usted la creación artística?

Actualmente, como estoy estudiando, partimos desde una premisa según una rúbrica y en función a eso tenemos algo que hacer, tenemos plazos, ciertos materiales y restricciones, por lo cual se realiza un producto más mecanizado. Pero en mi proceso personal, cuando hago cosas fuera de la academia, son un poco más cercanas hacia las experiencias propias o de otros que he podido conocer a profundidad, y esos son recursos importantes para mí, para poder crear. No necesariamente recrear lo que me cuentan o lo que he vivido, pero sí que genere o evoque ese recuerdo de la sensación o el momento del acto o el hecho vivido.

¿Cómo sabe cuándo tiene una obra que está acabada?

Cuando es algo académico, cuando se acaba el deadline, tenemos el plazo y obviamente ninguna te queda al 100%, quedará un 80 % y ahí la dejamos para empezar un nuevo cuadro. Pero cuando es algo personal, el momento de terminar una obra no se trata de agregar más cosas, si fuera una pintura agregarle más pinceladas de color, sino es el momento en que la obra ya tiene un mensaje y si de pronto se comienza a distorsionar, pienso que es el momento de parar o incluso volver atrás.

¿Qué papel desempeña la intuición en tu proceso artístico?

Estamos descubriendo en estos últimos años, en el cuarto año de formación académica, otras técnicas que no necesariamente siguen un proceso rígido, como el tema del action painting, que es algo más fluido, o también el tema del neo expresionismo, que es algo que me interesa también, no trata tanto de generar un boceto previo, sino recrear en función a lo que estás haciendo en el momento, de acuerdo al material que trabajas. Entonces, a veces esa intuición que uno tiene en decidir si el ojo es de una forma o el labio es de otra manera, están por encima de los cánones que nos enseñan. Eso queda en segundo plano o en tercer plano.

¿Cuáles son sus dos mayores influencias artísticas?

Me interesa el trabajo de las mujeres artistas que no han sido reconocidas a nivel de la historia y también el hecho de las creadoras que, a pesar de no tener una formación artística pura, como la mayoría de hombres, han podido generar obras y también han destacado. Las que estoy averiguando más son mujeres vivas, neo expresionistas como Leiko Ikemura y Marlene Dumas, con ellas estoy trabajando un poco más de cerca, incluso ya he tenido cierta interactividad por redes sociales, mostrando avances en mi trabajo, que no son una réplica en sí del trabajo de ellas, pero sí son referencias muy importantes para poder mezclar con el tema cultural peruano, creo que es algo para explotar y sobre todo investigar.

¿Cuáles son los primeros recuerdos que usted tiene acerca del arte?

Mi padre biológico me enseñaba a dibujar con carboncillo y lápiz, tal vez habré tenido unos cinco años o menos, recuerdo que era una forma en que no me enseñaban en el jardín, pero quedó como un hobby. Y otro recuerdo que tienen evidencias en las memorias de mis tías maternas, es el hecho de que mi abuela materna que aún vive de 92 años, en su época, cuando visitaba las boutiques de Trujillo, llevaba un cuadernillo de notas con su lista de compras, pero también llevaba un bolígrafo y hacía los bocetos de los vestidos para confeccionarles a mis tías, que en ese tiempo eran niñas, me imagino la precisión, el detalle y la rapidez que habrá tenido para poder dibujar la vitrina en unos pocos minutos y que pueda reconstruir vestidos a partir de esos bocetos.

¿Entonces considera que en su familia siempre existió la vena artística?

Siempre estuvo presente en diversos temas. Tengo primos que han sido campeones de marinera, que es una danza de aquí del norte del Perú, músicos también, pero todos han sido como algo hobby, nunca han derivado al nivel profesional. Yo sería, así como también soy el primer ingeniero en mi familia, sería también el primer artista profesional en mi familia.

¿Dónde encuentran la Inspiración para sus obras?

Cuando es algo personal, trato de evocar o recordar estas situaciones o momentos específicos donde de pronto, por ejemplo, estuve en una fiesta o una reunión conversando o haciendo algo tan simple y cotidiano, pero pasó una situación de segundos y eso captó mi atención, ya sea por la poesía visual o por la narrativa que me puede genera, esa abstracción que tengo de esos pocos instantes en mi mente es lo que trato de grabar y recordar para después volver a recrearlos otra vez en una obra y nuevamente, que no sea una réplica de ese momento, sino que en otras personas o en mí genere ese recuerdo,  eso le estoy trabajando desde el año pasado y eso para mí ha sido un ejercicio muy difícil, pero también muy enriquecedor.

Qué interesante. Es como hacer fotografías mentales de la situación y revivirlas para poder producir algo en base a la experiencia, no como una imagen fiel al momento, pero si en la producción de algo nuevo, suena genial.
¿Cuál es el momento favorito del día para crear?

Normalmente es a partir de las diez donde es más tranquilo, pero por consejo de mi psicólogo, estoy tratando de despertarme a las cinco para empezar a trabajar algunos bocetos o algunas pinturas. Y a pesar que es un ejercicio un poco diferente para mí, pienso que es productivo porque te levantas solamente con eso en mente y te olvidas de todos los temas o actividades que están en el día a día y se avanza más rápido; esta última obra que hice la hice a partir de las cinco de la tarde hasta la noche. Entonces, para mí es más tranquilo hacer eso, porque como que ya la actividad diurna va disminuyendo.

¿Puede describirme cuál es la importancia del arte para la sociedad desde su punto de vista?

Desde mis últimas experiencias como líder del equipo de “Artistas por el Patrimonio ”, que es una Estrategia de Defensores del Patrimonio Cultural, estamos evidenciando día a día en las las acciones de difusión qué se dan en escuelas públicas y en el museo de sitio de Chan-Chan y el programa Museos Abiertos, donde los niños ya están familiarizados con temas culturales, sin embargo, sus valores artísticos no han sido desarrollados. Sus valores culturales se están generando definitivamente sí, con la participación de algunas alianzas que tienen con el Museo de Sitio de Chan-Chan, pero las personas que participan directamente obviamente no son artistas, son especialistas propios de sus áreas, como turismo, por ejemplo. Y entonces, al tener la experiencia de artistas, se encuentran otras maneras y metodologías de enseñar y sobre todo también a respetar y amar el patrimonio, porque no se puede amar lo que no se conoce.

¿Qué forma parte del trabajo de un artista?

Precisamente, mi tesis también de maestría evalúa eso, el tema del desempeño laboral en los egresados de la Escuela Superior de Formación Artística Pública (ESFAP). Precisamente porque en las formaciones de todas las Escuela Nacional de Bellas Artes del Perú (ENBAP), universidades públicas y privadas de Latinoamérica, no existe este tema de la gestión cultural en las artes como formativo, existe como transversal, esas carencias hacen que el artista limite su campo de acción profesional solamente al taller propio, al de facilitadores de clases o talleres en alguna institución, si es autónomo, desarrollando algunos proyectos también, pero obviamente esto no es todos los días y el artista le toca hacer de todo un poco, en Perú es así normalmente, pero si tuvieran opciones o herramientas, podrían considerar evaluar otros rubros que no han conocido, cosa que siguen en las carreras de diseño y comunicación.

¿Qué es lo que lo impulsa a hacer lo que hace?

La inquietud que tenía desde la infancia, pero siempre fue vista como pasatiempo, nunca se consideró como una opción profesional o laboral, ya que en esos tiempos no existía una formación superior certificada a nombre de la nación. Actualmente sí existen en la Escuela Superior de Formación Artística Pública Bellas Artes «Macedonio de la Torre» y otras ESFAP’s también, entonces, vuelve atractiva la oferta de poder estudiar una formación universitaria del rubro de arte, porque involucra más beneficios y un reconocimiento para trabajar o poder desenvolverse mejor como un profesional.

¿Cómo define el éxito como artista?

Para mí el éxito se resume en poder tener la tranquilidad y la satisfacción de lo que estoy haciendo, sea grande o pequeño, funcione y me genere resultados que a la larga también sean sustentables.

«No Se Puede Amar Lo Que No Se Conoce»

VASYPA
¿Cómo desarrolla sus habilidades artísticas?

En los últimos cuatro años se han desarrollado más con el tema de la academia, gracias a los talleres y teorías que recibimos en la escuela, pero también he aprendido mucho antes de ingresar a la escuela con amigos fotógrafos, diseñadores, arquitectos y entre otros, porque siempre estuve rodeado de estas personas. Inconscientemente llegaba a estos grupos, ya sean voluntariados, ya sean organizaciones civiles. Estaba ahí siempre y era como que el bicho raro, algo curioso, porque yo nunca lo había percibido de esa manera, hasta que alguien comenzó a preguntar las carreras y yo era el único ingeniero, pero me sentía muy cómodo, aprendo muchas cosas y creo que esa ventaja de ser de ambos mundos me permite dar una propuesta diferente.

¿Cuáles son las habilidades más valoradas como artista?

Si una persona es creativa va a poder desarrollar muchas cosas y hay casos reales de compañeros que no han conseguido un trabajo como artistas propiamente, pero han desempeñado en rubros como el diseño o la publicidad y han podido ver un cierto medio de éxito en ello y ya no se dedican más a las artes plásticas, pero es porque ellos buscaron eso. Y otra cosa, es muy importante ahora el tema de las habilidades digitales, porque es algo que está en demanda y crecimiento, la idea es tener otras opciones, como el caso de uso de Inteligencia Artificial (IA) para generar imágenes, pero para el artista pienso que no debería representar una amenaza, sino una oportunidad como herramienta tecnológica para poder desempeñar nuevas estrategias que hasta el momento no ha podido encontrar o desarrollar como artista.

¿Cuál fue su primera experiencia de trabajo como artista profesional?

Fue para trabajar con un resort que está ubicado en Punta Cherrepe, más o menos por Chepén (La Libertad), me dieron la posibilidad para crear un espacio más eco amigable, entonces, trabajar como proyectista para hacer, en este caso, propuestas de artes visuales, involucraron a paisajismo, muralismo, también e incluso propuestas de ensamblaje. Eso para mí representó un reto totalmente, ya que en la escuela esas opciones no se ven directamente en talleres, solamente se ven las especialidades, en mi caso pintura clásica sobre el caballete y lienzo. Entonces, explorar e investigar más, ponerme en contacto con otros profesionales como los arquitectos y diseñadores interiores, permitió que yo pueda desarrollar estas propuestas.

¿Cuáles son sus partes favoritas y menos favoritas del arte profesional?

La parte favorita podría representar un reconocimiento social, es la validación que uno recibe al ser un artista profesional versus las personas que se autodenominan artistas y no han pasado una formación, si quieres ser artista, tienes que aprender de otros artistas, no necesariamente en una escuela de arte, puedes llevar talleres libres, cursos en internet, pero siempre estar aprendiendo de personas que ya saben, pienso que es el camino más rápido, por lo que he vivido como artista amateur y como artista profesional, es poder estudiar, ya que en los cinco años revisas mucho, más rápido y está estructurada la formación.

¿Y la menos favorita del arte profesional?

La menos favorita en este caso sería el hecho de que socialmente también las personas piensan que porque haces una raya o haces una flor, ya automáticamente es como que te consagras como artista. Y eso también es un poco molesto, porque todos son creativos, todos pueden dibujar, todos pueden bailar, todos pueden cantar, todos pueden cocinar, pero no todos pueden ser bailarines profesionales, no todos pueden ser actores profesionales, no todos pueden ser chefs o gastrónomos. Pienso que la formación, es mi punto de vista, debe ser siempre formal.

¿Tiene una clientela fija?

No son permanentes porque precisamente el trabajo que yo realizo, por los materiales y los precios que manejo no son tan accesibles, si lo reconozco, las necesidades primarias aquí en Trujillo son alimentación y vestimenta, no todos pueden acceder al pago de arte o entretenimiento cultural, me toca promocionar mi trabajo. Lo bueno es que he recibido clientes de personas que han sido clientes anteriores y han promovido mi trabajo de boca a boca y ellos vienen a buscarme. Es básicamente lo que he estado haciendo de forma artística profesional y entre otras actividades también artísticas o creativas, diseñando tarjetas o también diseñando cuadernos de arte.

¿Cuáles son las facturas que influyen en el precio de sus obras?

Pues es la técnica y el material, y no con ello me refiero a usar la hoja más cara o a usar la marca de tal producto, eso es irrelevante en sí, porque todo depende de la destreza de la persona que utiliza estas herramientas, medios o soportes. Lo que sí pienso es el cuidado que se le da al material y la presentación que se le da, porque es importante entregar algo de calidad. Lo que yo hago, yo aseguro que va a durar una cantidad de años, que no se va a borrar, que no se va a despegar, no se va a despintar, etcétera. Entonces, las personas que sí conocen y valoran eso, es una inversión a largo plazo adquirir una obra de VASYPA, versus de pronto comprarte algún producto que viste por ahí, que no te va a dar esa garantía de calidad.

¿Cuáles son los objetivos profesionales que tiene a largo plazo?

Primero, mi tesis de grado y después de la otra maestría, poder participar en alguna beca internacional para llevar una formación. Y recientemente me estoy interesando por el tema de gestión del arte y cultura, pero también algo que he revisado que no existe aquí en la ciudad son investigadores en arte, incluso veo que en Perú son muy pocos, entonces, ser un investigador en artes, pienso que sería algo importante para mí.

¿Cómo concilia su vida laboral y familiar como artista?

A nivel de estudiante, sí he podido tener algunas experiencias para talleres y también para visitas en algunos talleres de artistas profesionales que ya son destacados y a través del contacto con ellos invitan a participar también de otros estudios que ellos mismos te dan. Algunos acceden muy amablemente a enseñarte sus técnicas de forma gratuita porque están interesados en generar discípulos, ya que son muy adultos mayores y bueno, entonces ellos quieren dejar como que un legado, he tenido el privilegio de ser recibido también por parte de ellos. Entonces, eso para mí es muy importante.

Describa su entorno de trabajo ideal.

Pienso que sea un entorno con reglas básicas de educación, respeto e igualdad, pero también que genere esa libertad de poder crear y que sea muy interactivo, es decir, que, si hay una propuesta y una solución, darle vuelta a eso para confirmar que es la solución ideal y también que sea muy rápido, porque a veces los proyectos académicos de arte son muy lentos, pero los de diseño son más rápidos. Entonces, me interesaría que esas dos se fusionen y que generen resultados más rápidos, con mejores impactos y también que involucren a más personas, si no solamente el artista o el diseñador.

¿Tiene previsto vender sus obras en algún otro lugar aparte de aquí?

La obra que terminé hace dos días, la voy a enviar a Cajabamba (Cajamarca) para un evento que se realiza en la ciudad respecto a las festividades de la Virgen del Rosario, la temática ha sido escultura, pintura y artesanía, lo que tuve que hacer por sugerencia de un profesor que trabajó allá es una majoma, la majoma es una máscara que utilizan los diablos que danzan y son los únicos diablos en el Perú que pueden ingresar al templo o a la iglesia donde está esta Virgen, porque según la creencia es que estos diablos eran ángeles caídos y que buscan redención y por eso son permitidos de ingresar, la majoma  la voy a enviar mañana para que la puedan exponer, me han recomendado adjuntar el precio porque posiblemente la vayan a comprar.

¿En qué obra artística está trabajando actualmente?

Actualmente estamos preparando en el cuarto año, el octavo ciclo, la exposición de alumnos que es desde el 22 de noviembre al 22 de diciembre y tenemos que hacer obras en función para la exposición, que también son evaluadas como parte del cuatrimestre. Y por mi cuenta, voy a realizar más pinturas u otros tipos de trabajos artísticos con la temática de los diablos, ya que muchas danzas con diablos son consideradas patrimonio inmaterial de la nación. Y también por el hecho de que no existen muchas diablas, me gustaría también explorar y juguetear con esa idea de generar diablas y diablos para una exposición que pienso presentar como proyecto para una galería de arte aquí en Trujillo.

¿Podría decirse que el feminismo está presente en su obra?

No sé si soy un feminista al 100%, ya que la información que tengo del tema es muy limitada, realmente estoy investigando otras cuestiones, pero sí siento que es muy importante en el mundo del arte, como en todo, que exista la apariencia femenina. Porque pienso y planteo a los profesores, si en la historia del arte hemos logrado tantas maravillas con hombres, imagínate que hubiéramos logrado con mujeres. Entonces, esa pregunta nadie la responderá.

Muy buena reflexión. Muchas gracias por compartir su conocimiento y brindar este tiempo para conocer mejor su perfil artístico.
¿Dónde podemos seguir su trabajo artístico?
¿Cuáles son sus redes sociales?

Pueden encontrarme en redes sociales como @vasypa.atelier en Instagram y Facebook, allí van a encontrar parte de mi trabajo y experiencias culturales, artísticas y estéticas que voy desarrollando día a día con mis experiencias personales. Muchas gracias por la invitación, hasta pronto.

error: Content is protected !!