Seleccionar página

He tenido la oportunidad de visitar el sur peruano en tres oportunidades y siempre descubro nuevas experiencias. A pesar de vivir tan lejos  de Ica creo que vale la pena viajar al otro extremo del Perú si es para disfrutar del contacto con la naturaleza, saborear ricos potajes y bebidas, pero sobre todo para valorar más nuestra propia identidad, ya que contamos con una riqueza multicultural que nos hace sentirnos llenos (as) de orgullo cada vez que hablamos de nuestro país.

Ica es una ciudad relativamente pequeña en comparación a otras urbes peruanas, sin embargo uno de los grandes motivos por los que la gente decide visitarla es por el pisco, si esa deliciosa bebida que produce muchas sensaciones en quien la bebe, y cabe destacar en que no es lo mismo que el aguardiente chileno, ojito.

En mi última visita a este hermoso rincón de nuestro país, pude aprender un poco más sobre la elaboración del Pisco, visitar distintas bodegas como San Vicente, Tacama, Tres Generaciones y Lazo. A decir verdad cada una tiene una propia personalidad que se respira y vive en cada uno de sus ambientes, pero esto no es Tripadvisor así que no voy a entrar en detalles sobre cada uno de estos lugares, lo que sí puedo hacer es recomendarles comer antes de aventurarse a seguir la ruta del pisco en Ica, lleven consigo una botella de agua mineral, bloqueador solar, lentes de sol, gorro y probablemente ropa de verano, tampoco olviden cargar la batería de sus cámaras o smartphone antes de salir.

De modo similar a la cata del vino, la cata de pisco requiere de práctica y entrenamiento de los sentidos; un buen pisco debe ser balanceado, incoloro y por lo general el tiempo que perduran las sensaciones que produce en boca y retronasal es de 5 segundos para piscos normales y 20 segundos para piscos realmente excepcionales.

Si no tienen mucho conocimiento sobre esta bebida lo mejor será leer un poco en Internet y prestar atención a las indicaciones de las (os) guías de las bodegas que visitarán para poder apreciar mejor sus productos. Personalmente me gusta visitar lugares en temporada baja para abaratar costos y evitar toparse con muchas (os) visitantes como  durante  la vendimia.

Elegir el pisco que más nos gusta es una buena forma de compartir con nuestras amistades o familiares sobre nuestras experiencias por Ica. Existen cuatro tipos de piscos contemplados por normas técnicas (pisco puro, pisco aromático, pisco mosto verde y pisco acholado), sin embargo también hay dos tipos de piscos que no cumplen normas técnicas (pisco aromatizado y pisco macerado). Entre las cepas de uva más populares para la elaboración del pisco se agrupan entre las aromáticas (Quebranta, Negra corriente, Mollar y Uvina) y las no aromáticas (Italia, Torontel, Moscatel y Albilla).

Es recomendable hacer la ruta con alguien local, en nuestro caso fue una pareja muy amigable que nos hospedo en su casa mediante airbnb.com la familia Jhong-Chung además nos organizó visitas guiadas y paseos que recuerdo con mucho cariño, tales como cabalgata en el desierto, sandbording y tubulares en la Huacachina y por supuesto la ruta del Pisco. Su casa es muy bonita y está en un lugar privilegiado con hermosas vistas a las dunas.

Si bien el pisco sour es la bebida mundialmente reconocida como la mejor para disfrutar del pisco, existen otras bebidas deliciosas como los Chilcanos, Capitán, Cholopolitan, Perú libre, Inka Wasu (Incahuasi) y Algarrobina. Fuera de la controversia sobre el origen del pisco, claramente peruano, me alegra saber que es algo que ha recuperado el valor que merecía hasta convertirse en uno de los tantos productos bandera de nuestra nación,  y es que algo que abunda en nuestro país son las personas talentosas, creativas e inteligentes, no en vano el Perú forma parte del exclusivo grupo de 10 países milenarios del mundo (India, China, Japón, México, Grecia e Italia, Egipto, Irán, Irak y Perú).

En mi experiencia profesional como fotógrafo siempre recomiendo aprovechar la luz natural para documentar viajes y algunos productos alimenticios, siempre y cuando esta permita apreciar los colores y texturas en su máxima expresión. En este caso particular para el pisco quise aprovechar la intensa cantidad de luz solar de Ica para mostrar la transparencia de este aguardiente.

Cuando es momento de procesar las imágenes prefiero darles un acabado en el color que genere un look uniforme acorde con la locación y el producto; hay que tener cuidado en retocar demasiado las imágenes ya que como al sazonar comida sólo es necesario un poco de ingredientes, si usamos demasiado podría arruinar la belleza de una receta o imagen.

Si desean ver algunas otras fotografías de mis viajes o productos pueden visitar mi perfil en 500px una de las comunidades más grandes e importantes en Internet, un lugar para inspirarse, aprender, socializar e incluso vender fotografías y participar de sus concursos. En esta página web hay lugar para las (os) distintas (os) clases de fotógrafas (os); también les invito a seguirme en Facebook y Twitter, dos de mis redes sociales favoritas donde suelo estar más conectado, ya sea para cotizaciones sobre mis servicios fotográficos o algún tip profesional, no duden en escribir que estaré gustoso de responder sus preguntas.